La papada se debe principalmente a la combinación  de una acumulación de grasa localizada debajo del mentón, así como el descolgamiento por flacidez de la piel, provocada por la pérdida de peso o envejecimiento cutáneo. Afecta tanto a hombres como a mujeres.

Las opciones terapéuticas principalmente eran, hasta ahora, fundamentalmente quirúrgicas, como el lifting o la liposucción, procedimientos muy eficaces pero que inevitablemente has de pasar por quirófano. Actualmente hay otras alternativas, como el ultrasonido y la radiofrecuencia, que combinados con ácido desoxicólico destruye de forma permanente las células grasas mejorando el perfil del mentón.

Es imprescindible conocer la anatomía de esa zona, pues la grasa tiene una distribución “caprichosa”.  Nosotros al realizar nuestros tratamientos dirigidos a través de ecografía en tiempo real, sabemos en todo momento donde estamos y lo que estamos tratando.

Variabilidad anatómica de la grasa en la papada